martes, 13 de diciembre de 2011

Ojalá sea 17 de diciembre: impaciencia

hay fechas q parece que no lleguen nunca...

Me han salido escamas debajo del pelo. No tengo uñas y duermo una media de 5 horas. Tengo hambre y no me doy cuenta. Los nervios son buneos, los nervios me mantienen viva, los nervios no me adelgazan como a otros. Escucho el mismo disco una y otra vez, no es nada nuevo. Siempre lo he hecho.
Duermo trabajando, pintando, ilustrando y sobre todo contestando mails. Juego pensando en cuando me podré volver a poner otra vez a los mandos. Los nervios son buenos. Los nervios trabajan para mi.
Cuánto menos tiempo más contenta, cuánto menos tiempo más ocurrencias... Aprovecho el tiempo al mil por mail y esa sensación es la q siempre he estado enganchada... si me sobra tiempo me caigo, si me sobra cabeza me vuelvo al bosque, al agujero. Los nervios son buenos, los nervios son mis amigos, mi mejores compañeros, mis consejeros y mis musas...

3 comentarios:

Encarna dijo...

menuda templanza! :D

lanusa dijo...

Que chulo todo!
Yo estoy de vacaciones gozándola, saber q me levanto para hacer millones de cosas, sin tiempo, como tu, porque tengo millones empezadas y no terminadas...pero como esas cosas me encantan me levanto feliz, muy feliz!!

manjericos na janela dijo...

qué envidia... :)