miércoles, 14 de septiembre de 2011

historia de una cuchara

hace mucho veía por todos lados q a todo el mundo le daba por pintar cucharas, cucharas de madera de las de cocinar... un día compré un montón en el chino... no sabía q haría con ellas... otro día después de mucho tiempo me puse a pintar una como prueba sin saber muy bien lo q hacía... como hago siempre, vaya, a lo loco y luego todo encaja y parece q forme parte de un plan... otro día compré la cosa esa q se deshace como en polvillo q sirve para pinchar las flores y hacer centros florarales.... y a falta de tiempo de pintar más y hacer un centro floral de cucharas... otro día decidí enviarla como regalo con un pedido al comprarme una lámina y claro tenía q tener lógica, asi q se la envíe a Rodolfo... para su tiendecita...






7 comentarios:

lanusa dijo...

como te curras el packaging! Rodolfo debe de estar encantao!
Besos!!

Suz Sanchez dijo...

jajaaaj una historia muy chula igual que la cuchara.
Yo tengo tambien cosas asi guardadas compradas al tun tun, haber si tu historia me inspira un poco.
El packaging te ha quedado muy muy bonito :)

vireta dijo...

la blonda le venía q ni al pelo para esto....
suz, tu pajarito y tu blonda están pegados en mi ventana... ;)

Suz Sanchez dijo...

ohhh!!!!! todavia la guardas :)

manjericos na janela dijo...

genial! como siempre!!

Rodolfo dijo...

Ay madre (nunca mejor dicho) y yo sin enterarme que nuestra cuchara era de dominio público...
Yo lo guardo todo, y la pienso enmarcar tal cual, con su blonda y su mensaje...
Te quiero

Nuala dijo...

¡Qué bonita!