jueves, 1 de enero de 2015

6 años con Bruno y con ekko


 en las horas previas a su nacimiento todavía me pongo nerviosa, lo revivo todo muy intensamente.. recuerdo esos días como raros, como si pisara papel de burbujas y recuerdo mucho hambre despues de parir y mucha sed ... recuerdo el bocadillo de jamón cuando al fin puede comer, el trozo de roscón y es que la diabetes gestacional es un rollazo...

recuerdo el olor de su cabeza, es un olor que no olvidas jamás, el olor a cuerpo por dentro, recuerdo contarle una historia al oído, recuredo llorar al ver a mi madre con el pequeñajo en brazos, recuerdo lo raro que era todo, el lúgubre hospital, las dos veces que se pasó la entrada J., y lo largo que se me hizo que me dieran el alta, cómo me temblaban las piernas la ponerme de pie, el olor.... recuerdo el olor... y la piel suave y las ganas que tenia de verle reir o saber como sería su voz de niño...

las ganas de conocerte y ahora aún me parece imposible que haya salido un niño tan bueno de mi...



1 comentario:

Vanessa dijo...

Guauuu que palabras tan bonitas!! y no son para menos.
Los peques sacan un lado oculto que esta dentro de nosotras.
Enhorabuena!!